"QUÉ AMABLES SON TUS MORADAS SEÑOR...
... MI ALMA SUSPIRA Y ANHELA LOS ATRIOS DEL SEÑOR"
(Sal 84)

domingo, 12 de febrero de 2012

LA HISTORIA DEL ROSARIO






Yo siempre me preguntaba ¿A quién se le habrá ocurrido repetir las Aves Marías tantas veces? ¿Que sentido tiene?, etc.
Ahora se comprende y cada vez que se reza, cada Ave María es una preciosa rosa para la Virgen
Estoy seguro de que todos conocemos esta bella oración que es el Santo Rosario.

Una leyenda cuenta que un Hermano Lego (que no era sacerdote) de la Orden de los Dominicos, no sabía leer ni escribir, por lo que no podía leer los Salmos, como era la costumbre en los conventos de la época.
Entonces, cuando terminaba sus labores por la noche (él era el portero, el barrendero, el hortelano, etc...) se iba a la capilla del convento y se hincaba frente a la imágen de la Virgen María, y recitaba 150 avemarías (el número de los salmos), luego se retiraba a su celda a dormir.
Por la mañana, de madrugada, se levantaba antes que todos sus hermanos y se dirigía a la capilla para repetir su costumbre de saludar a la Virgen.
El Hermano Superior notaba que todos los días, cuendo él llegaba a la capilla para celebrar las oraciones de la mañana con todos los monjes, había un exquisito olor a rosas recién cortadas y le dió curiosidad, por lo que preguntó a todos quién se encargaba de adornar el altar de la Virgen tan bellamente, a lo que la respuesta fué que ninguno lo hacía, y los rosales del jardín no se notaban faltos de sus flores.El Hermano lego enfermó de gravedad; los demás monjes notaron que el altar de la Virgen no tenía las rosas acostumbradas, y dedujeron que era el Hermano quien ponía las rosas. ¿Pero cómo? Nadie le había visto nunca salir del convento, ni sabía que comprara las bellas rosas.

Una mañana les extrañó que se había levantado pero no lo hallaban por ninguna parte.
Al fin, se reunieron el la capilla, y cada monje que entraba quedaba asombrado, pues el hermano lego estaba arrodillado frente a la imágen de la Virgen, recitando extasiado sus avemarías, y a cada una que dirigía a la Señora, una rosa aparecía en los floreros. Así al terminar sus 150 saludos, cayó muerto a los pies de la Virgen.
Con el correr de los años, Santo Domingo de Guzmán, (se dice que por revelación de la Stma. Virgen) dividió las 150 avemarías en tres grupos de 50, y los asoció a la meditación de la Biblia: Los Misterior Gozosos, los Misterios Dolorosos y los Misterios Gloriosos, a los cuales el Beato Juan Pablo II añadió los Misterios Luminosos.
Un arma que nos defienderá siempre de satanás y de sus tentaciones...

14 comentarios:

  1. ¡Hola LAH!
    No me sabía esta tan bella historia.
    Tiene mucho sentido.
    Rosario=Rosas
    Gracias
    DTB!!

    ResponderEliminar
  2. Qué historia tan bonita. No la conocía así. Es precioso rezarle a la Virgen ¿verdad? A mí me encanta razar el Rosario. En casa lo rezamos cada día.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la historia.....asi que espero perfumar mi Casa con estas Flores que el Rosario nos invita a ponerle a la Señora...un beso

    ResponderEliminar
  4. No tenía ni idea. Me ha encantado la historia, más todavía por ser sobre una oración tan preciosa
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Me enviaron esta preciosa leyenda del Rosario, pero no la publiqué porque ya lo había hecho Lojeda, ahora me ha encantado leerla también en tu blog, además da mucha alegría ver de que forma tan sencilla se ha formado la más potente, y en ocasiones consoladora, de las oraciones.

    Me gustó mucho lo que me comentaste de la Virgen de Lourdes, para mí tiene mucho significado esta Virgencita, me alegra que también sea así para tí.
    Un beso Lah

    ResponderEliminar
  6. También yo desconocía esta bella historia. Cuando gocemos de la compañía de la Virgen, nos hará ver lo que ha hecho un solo Ave María rezado con amor.
    ¡Y cuántos se han salvado gracias a los rezados por otros! Gracias por tu relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gracias Lah
    Mucha bendición para vos

    ResponderEliminar
  8. Bella historia, me ha encantado, sabia que las aves marias eran como rosas para la virgen, pero no sabia la historia, gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  9. LAH, es muy bonita. Como las rosas.

    ResponderEliminar
  10. Estimada hermana, gracias creo que lo importante es que es la oración más sencilla, y más contemplativa que nos ayuda a meditar, cada paso del Señor, pido al Señor que todos podemos dejarnos enseñar por esta bella oración que es el santo rosario, si todos nos dieramos cuenta, de que el rosario es una manera de orar,y sentirnos en las mano de la madre, que conoce lo que necesitamos,Estimada hermana gracias y Dios sea con usted.

    ResponderEliminar
  11. Me he quedado extasiada leyendo la entrada Lah. No conocia esta historia y es preciosa, no se como agradecer que hoy me la des a conocer. De veras que me a encantado.
    GRACIAS!

    ResponderEliminar
  12. Que gra tema tocas hoy, que gran gozo y cuanto bien nos hace, el meternos en el rosaro al rezarlo, como un personaje más, deteniendonos durante unos segundos, en silencio de meditación considerando el respectivo misterio del Rosario, puedo asegurar que con esta práctica aumenta el recogimiento y los frutos que esta norma de piedad produce en nuestra alma.
    Con todo cariño

    ResponderEliminar
  13. Que bella historia. Hace algunos años en mi capilla nos reunimos a rezar el Ave María, era una fiesta de la Virgen. La catequista que había preparado la dinámica del encuentro, había realizado rosas de papel. A medida que rezábamos, una de nosotras se levantaba y colocaba una rosa en forma de rosario. Ahora comprendo que la idea nació de tu historia, que de por si, en maravillosa.

    Gracias y un cariño.

    Rosa

    ResponderEliminar

Bienvenido y gracias por dejar tu comentario - siempre que sea respetuoso con lo que se expone aqui-