"QUÉ AMABLES SON TUS MORADAS SEÑOR...
... MI ALMA SUSPIRA Y ANHELA LOS ATRIOS DEL SEÑOR"
(Sal 84)

martes, 4 de enero de 2011

SIGUIENDO A LA ESTRELLA


   
             Llega el tiempo de seguir a la estrella que nos lleva a Belén, es en lo único que quiero pensar en este tiempo,se acerca la noche de la espera, de la ilusión y de los sueños,  de volverte de nuevo niño...

Esa noche sigue en mi sin perder  ni un ápice de entusiasmo y de sorpresas,
el Espiritu  de los Reyes sigue visitando mi casa esa noche con la misma intensidad de antes, porque aunque todo vaya cambiando lo esencial queda intacto año tras año. Y cuando queda todo colocado me quedo un rato mirandolo...es una noche preciosa, porque realmente han estado los Reyes! la cantidad es lo de menos.
Es una noche especial de adoración contemplación,  risas y mucha complicidad.

Yo lo vivo asi, he visitado algunos blogs y especialmente en el de Soliloquios de la gran Visigoda (ver enlace) me ha llevado a mi niñez, mi padre decia mucho una frase que habia leido de alguien :  "la infancia es una isla de la que nunca se sale" y no se me olvida porque realmente es asi.
Bueno pues yo tambien me he acordado de una anécdota de mi niñez y también por estas fechas.

Al dia siguiente del dia de reyes, llamaron a la puerta una mujer muy pobre con su niña que tendria más o menos mi edad, 5-6 años, con ropas muy viejas y sucias. Iba yo con mi muñeca recien estrenada preciosa, tan contenta cuando me paré en seco al abrir mi madre la puerta. La pobre mujer pedia, y algo le daria mi madre no recuerdo eso, si recuerdo que la niña no dejaba de mirar mi muñeca... y mi madre dándose cuenta, me preguntó de la manera mas natural si queria dársela...yo no sé lo que me entró en ese momento porque sólo puedo describir lo que sentí, que ya no era "mia" y se la di sin pensarlo...se puso contentisima, y ese contento se mezcló con mi pena cuando se marcharon porque rompi a llorar queriendo recuperarla...
Y parece que me estoy viendo sentada en las rodillas de mi madre que empezó a calmarme secándome las lágrimas y diciendo que esa muñeca es como si se la hubiese regalado al ¡mismisimo Niño Jesús! entonces se me fueron esas penas y siempre cuando pensaba en ella me consolaba que la tuviera El.  Al poco tiempo se me olvidó completamente.
                                      ¡Feliz noche de Reyes!                    

                          
                      ****************************************

13 comentarios:

  1. A pesar de lo que cuento con el tiempo aprendí a buscar la ilusión de ese día y Dios fue bueno conmigo, he disfrutado y sigo disfrutando las noches de Reyes de mis hijos con verdadera pasión.
    En cuanto a la anecdota que cuentas... Gran corazón, Lahddec, gran corazón el de tu madre y gran lección de entrega y renuncia para ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tal y como te voy conociendo ya pensaba que seria asi, y en cuanto a esta anecdota ya digo que aquel impulso no fue mio... un beso, y feliz noche de reyes!

    ResponderEliminar
  3. Una lección preciosa y un gesto de generosidad bien grade. Como te dijo tu madre fue a parar al mismo corazón del Niño Jesús.

    Muy bonita entrada que me ha convertido otra vez en niña. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. No se si será la crisis que piso Argentina durante tanto tiempo, pero las ilusiones están tan rotas desde hace mucho. Por eso decía recién -como si fuera una bienaventuranza- felices los papás que pueden mantener esta ilusión en sus hijos y en los hijos de sus hijos.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Preciosa vivencia.
    Hermosísimo gesto el tuyo con aquella niña.
    Benditas las madres que inculcan a su hijos saber desprenderse de los suyo para hacer felices a otros.
    Gracias por tu sencillez al mostrarnos tus sentimientos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica
    pase de largo.

    ¡¡Feliz año 2011!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La estrella es la LUZ, la estrella es la ESPERANZA, la estrella es ¡ALEGRIA!.
    Aprovecho para desearte a tí y a los tuyos UN 2011 estrellado, en el mejor de los sentidos, es decir.... lleno de luz, esperanza y ALEGRIA. ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  8. Que bonita anécodta Lah, y que razón tenía tu amdre: "lo que hagáis con esos pequeños, me lo hacéis a mí".....(yo aún creo en los Reyes Magos, y para mí sigue siendo una noche muy, muy, especial...) Un beso¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Es un acto de generosidad muy grande para una niña regalar su muñeca justo cuando tiene toda la alegría por haberla recibido. Tus padres lo hicieron genial y aunque no sé de qué edad son tus hijos pero si sé, seguro, que en tu casa habrás sabido crear mucha ilusión.

    ResponderEliminar
  10. Estoy convencido de que ese acto, ha dado su fruto en muchas navidades. ¡Qué lección de amor! ¡Me ha emocionado la pegunta de su madre!. Preciosa anécdota.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Que hermosa anécdota,... en mi hogar hacemos todo lo posible de mantener ésta ilusión,digo así por que desgraciadamente cuando en la casa tratamos de mantener virtudes y valores cristianos... en las escuelas o vecindarios lastimosamente no es así, es una lucha contra corriente de algunos padres hoy en día... tengo una niña de 10 años que ya conoce quienes son los Reyes Magos, pero con su ayuda.. preparamos todo para la venida de estos Reyes ... para su hermanito de 7 años que aún mantiene encendida esa llamita de ilusión de esperarlos ...
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado la historia.
    Por lo bonita y lo real
    La primera intención de darse de hacer algo bueno
    El momento posterior de pensar "pero, que he hecho¡"
    Y al final la paz y la alegría de lo bien hecho.
    Que los reyes esta noche nos dejen escrito muy dentro el caminito para llegar al Niño sin perdernos

    ResponderEliminar
  13. Hola Lah!!!
    Preciosa la anecdota y verdadera.....que madre mas especial la tuya...asi quisiera ser yo con los mios tantas veces...
    Los Reyes pasaron..con lo fundamental, la Esperanza y el deseo de Adorar a este Niño que nos dá Todo sin pedir nada a cambio...un beso guapa

    ResponderEliminar

Bienvenido y gracias por dejar tu comentario - siempre que sea respetuoso con lo que se expone aqui-